La importancia del empleado

La importancia del empleado

El capital humano es sin lugar a dudas uno de los activos más valiosos de la empresa. Los trabajadores son quienes llevan a cabo las tareas necesarias para conseguir que la institución funcione y a su vez son las primeras personas que hablan de la compañía. Son por todo ello, un recurso singular y estratégico que se ha de cuidar y fomentar.

Sin embargo, en el actual periodo de recesión, muchos empresarios deciden desprenderse del capital trabajo despidiendo a empleados y haciendo EREs masivos. Los trabajadores son técnicamente uno de los gastos más grandes a la hora de realizar un producto o servicio, pero apostar por reducirlo es ir a lo fácil, fijándose únicamente en los datos matemáticos y no centrándose en otros datos más cualitativos, como puede ser la motivación o implicación de aquellas personas que se quedan.

Tener a un personal comprometido, inspirado y feliz puede llegar a constituir una ventaja competitiva. Para conseguirlo, se ha de tener en cuenta alguna de las tácticas detalladas a continuación:

– Conocer a cada empleado. A los seres humanos nos gusta ser reconocidos y considerados. Un detalle tan ínfimo como llamar a alguien por su nombre hace que su productividad incremente.

– Dar las gracias. Tras esta simple acción se presenta un reconocimiento por el trabajo hecho, indispensable para que el empleado se sienta útil.

– Mostrar interés por el trabajo de la gente. No se trata de un control de calidad, sino de pasear por los puestos de trabajo entablando conversaciones con los trabajadores, de este modo se consigue una visión cualitativa imposible de obtener por medio de encuestas y además se potencian los lazos humanos.

– Apostar por los empleados internos a la hora de los ascensos. A menudo se apuesta por personal ajeno a la organización para cubrir ciertos puestos de responsabilidad sin darse cuenta de que en la misma empresa puede haber personas capaces de desarrollar tal labor, de manera eficiente. Aportar por esta medida consigue que ahorrar tiempo y dinero en formación pues el empleado ya tiene interiorizados los valores de la institución. Además motiva al resto del personal, al considerar que se les tiene en cuenta.

– Motivar. Punto clave. Con el paso de tiempo un trabajo se vuelve monótono, por lo que buscar la forma de hacer que cada día aporte algo nuevo hará que siempre se tenga que estar atento y, por ende, el empleado no se sentirá aburrido y cansado de hacer siempre lo mismo.

– Dejar tiempo personal. Puede parecer que dejar unos minutos diarios a que el trabajador se tome un descanso personal puede redundar en una menor productividad. Nada más lejos de la realidad, pues ese tiempo sirve para desestresar y liberar al cerebro, haciendo que posteriormente se trabaje con más ganas.

– Tener en cuenta también a los empleados que trabajan fuera de la empresa. Considerar también a aquellas personas que trabajan como proveedores o intermediarios hará que se esfuercen más a la hora de realizar su cometido con nuestra empresa.

– Tener en cuenta las opiniones. Que haya un feedback es fundamental para conocer en qué se puede mejorar o incluso puede dar ideas de nuevos negocios. Los empleados son los que trabajan de forma directa con nuestro producto o servicio, por lo que sus ideas han de ser tenidas en cuenta. Además suelen ser frescas y directas, lejos del distanciamiento con la calle que a veces se da lugar en la cúpula empresarial.

– Recompensar los logros. A toda acción bien hecha es necesario un reconocimiento. Éste no debe de ser exclusivamente económico, pues aunque sigue siendo importante el dinero, a veces compensa más poder disponer de más tiempo o algún pequeño incentivo, como puede ser una noche de hotel.

Un empleado motivado, eficiente y comprometido con una empresa es una bendición para la compañía. El factor humano y la innovación, es lo que realmente mueve a las instituciones y éstas han de saber cuidarlo para que lleven a cabo sus labores de la mejor forma posible.

Autor: Alvar Diez Llamazares


Juan Carlos Gómez Moreno

MARKETING DIGITAL | Ayudo a las PYMES, emprendedores y profesionales a optimizar su imagen de marca y presencia en Internet, mediante el diseño Web, SEO, SEM, Social Media y una pizca de sal y pimienta para alegrar la vida. @comunicaz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *